Saturday, October 11, 2008

Mecanismos ante la impermanencia


Ante algunos eventos, lecturas, y temas que le preocupan a la gente con la que he platicado, he llegado a la idea de que la humanidad, como el resto de la naturaleza no es maligna, sino arbitraria, y siempre esta devorando algo.

Y mas arbitrario o aplastante o autoelimintatorio se vuelve porque todo eso lo tenemos integrado e inicialmente latente, y de acuerdo al ambiente donde se pone al individuo la latencia se convierte en activacion, en algunos mas que en otros.

Unos lo desarrollamos, otros lo heredan y nacen locos. Pero ahi esta... algo que no es necesariamente el lado oscuro de tu personalidad e historia de vida sino el de tu especie.

Tomemos como ejemplo un documental que topé 'mecanismos extremos de las especies', la neta no se como se llama, pero era del Discovery asi que lo han de repetir. Dicen que si agarran un tanque (sin agua, naturalmente) y lo llenaban con ratas casi hasta el borde, las ratas se empiezan a matar unas a las otras hasta que queden vivas las que puedan respirar hasta arriba y puedan alimentarse. Osea no se turnan, de que unas respiren tantito y luego las otras y asi para que todas sobrevivan. Inmediatamente comienzan a matarse.

No necesariamente pasa por algo que nos pasó o por un parteaguas. El mecanismo de autodestrucción puede ser tambien activado por cambios globales, como los de ahora, quiza mas de que nos digan si al mundo le queda mucho o poco para irse a la mierda,o si hay una manipulación de esa informacion, el cuerpo humano nota si su planeta (o su ambiente, ciudad, entorno, etc. ya valió madres de un modo que sienta). Añadamos tanto bombardeo de estimulos y torceduras en la captacion de la realidad que nos aportan los padres sustitudos de la humanidad moderna: los medios masivos.

La humanidad no es para siempre. La verdad estamos bien tontos si creemos que podremos vivir o viajar a otros planetas cuando este se joda, que bien si lo salvaramos de lo que ya le hemos hecho y lo cuidaramos con todo el amor, y conciencia, igual se acabará, la diferencia esta en un puñado de millones de años, pero francamente, no creo que duremos un millon de años más como especie, y bueno nosotros como individuos ni eso, a nadie que este leyendo esto hoy -inclúyome- le quedan mas de 90 añitos de vida.

Y sí, es dificil salirse de este casset maléfico que loopea dentro de nuestra especie, de el ambiente aplastante, saturador, pero bien vale la pena entender que eso no lo vamos a cambiar: es el curso de las cosas, es empezar a pasarla bien, asumir que los capítulos y los momentos no se deben prolongar más de lo que deben durar-no creando muertos vivos-, es perder el conflicto con el que todo nace y muere, muchas veces así,:de repente, arbitrario y brutal. Y después de habernos hecho responsables de elegir como vivimos, añadir una espolvoreada de deseo y buena intención, esperando que lo ya no nos va a tocar, sea mejor, en cualquier lado la vastidad del universo.

2 comentarios:

Falazexy said...

Sí, estás de vuelta. Estamos de vuelta. Repetición, pero no. Los fenómenos nunca se repiten del mismo modo. Ni en la recreación científica podemos repetir los fenómenos, porque el simple hecho de recrearlos artificialmente los hace distintos. Los momentos no se repiten iguales. Los recomienzos marcan nuevas pautas de operación.

Recomenzar. Entender de otro modo, mirar con nuevos ojos, respirar un nuevo aire. Y ahí estamos, las mismas personas, con un amor de antaño, pero con las esperanzas y los brazos renovados.

Amo mirarte de nuevo, amo tus letras renovadas. Amo volver. Te amo.

RED said...

Seee, dijera Rigo, 'oh que gusto de volverte a ver'!

Creo que querias postear este en el primer post de mi blog mas bien.

Los recomienzos son oportunidades nuevas de repetir cosas seleccionadas, con nuevas reglas, nuevos ritmos, como armar secuencias nuevas y aprender a mezclar, a destrabarse un poco de las rutinas, a resignificar la experiencia. Sin embargo sigo creyendo que por mucho que los fenomenos sean distintos, la creacion tiende a lo secuencial, a lo ritmico y a establecer patrones. Y las cosas pueden cambiar todo lo que se quiera, pero siempre se avanza hacia ello de modo secuencial, seleccionando pedacitos conocidos para armar secuencias progresivamente cambiantes. O eso creo.